88# La boda de mi hermana

—No te preocupes —habló la doctora—, en un minuto estaremos en quirófano y dejarás de notar ese dolor en el abdomen.

—Doctora, el ritmo cardíaco está normalizándose —intervino la enfermera tras observar el monitor.

—Bien —exclamó al tiempo que apretaba de nuevo el botón del ascensor—. ¿Qué le pasa a este chisme? ¿Cómo has dicho que te llamas? —preguntó la doctora volviéndose a la chica que estaba en la camilla.

—Lucía —susurró a duras penas—. Lucía Claviño. Doctora, ¿me pondré bien?

—Por supuesto —contestó esbozando una sonrisa—. ¿Cómo ha ocurrido? —Quiso saber cogiendo el informe que colgaba de la camilla—. Aquí pone que has sufrido un accidente de tráfico.

—Si —asintió como pudo Lucía—, volvíamos de la boda de mi hermana. De camino a casa un perro se nos cruzó en la carretera y mi chico trató de esquivarlo —narró al tiempo que se le humedecían los ojos—. ¿Dónde está? ¿Dónde está Carlos?

—Tu chico está ya en quirófano, por lo visto no llevaba el cinturón puesto y traspasó el cristal de la luna cuando impactasteis contra los árboles… —concluyó la doctora apretando por enésima vez el botón al ver que las puertas seguían cerradas—. En serio, ¿qué le pasa a esto?

—¿Se pondrá bien? ¿Está muy grave?

—El ritmo cardiaco está aumentando —intervino la enfermera.

—Lucía —dijo la doctora volviéndose hacia ella—. Tienes que intentar no ponerte nerviosa, no pienses en eso…

—Me estoy mareando —anunció Lucía—. Tengo pánico a los sitios cerrados, ¿por qué seguimos dentro del ascensor?

—No te preocupes. Ahora mismo saldremos de aquí —dijo al tiempo que golpeaba el panel—, es un ascensor viejo y a veces no responde cuando toca…

—Sigue aumentado, doctora.

—Lucía, por favor, cálmate —habló con voz melosa—. Ese vestido que llevas es precioso. ¿Tu hermana no temía que la eclipsaras en su boda?

—Era su dama de honor —contestó esbozando una sonrisa—, tenía que estar casi tan guapa como ella.

—Cuando te curemos esa pequeña herida del abdomen nos enseñarás una foto con tu hermana, ¿verdad? —Pidió la enfermera al ver que la estrategia de la doctora funcionaba y el ritmo cardiaco comenzaba a estabilizarse de nuevo—. Seguro que estáis guapísimas las dos.

—Sí —musitó Lucía llevándose la mano a la herida—. Alguien habrá colgado alguna foto.

—Con la de redes sociales que hay, seguro que alguien ha publicado una foto vuestra —añadió la doctora—. ¡Por fin! —exclamó al notar como el ascensor comenzaba a moverse—. ¡Ves! Enseguida estaremos en el quirófano. ¿Cómo va el ritmo cardíaco, Judith?

—Normalizán… —comenzó cuando el ascensor se paró de golpe y las luces se pararon.

—¿Qué ocurre? —gritó Lucía al tiempo que un sonido delataba el aumento del ritmo cardíaco—. ¿Por qué nos hemos parado? ¿Por qué se ha ido la luz?

—Tranquila —habló con voz conciliadora la doctora—, estamos aquí —dijo cogiéndole de la mano—. Ya te he dicho que es un ascensor viejo, pero no tienes de que preocuparte.

—¿Hola? ¿Hay alguien ahí? —gritó la enfermera dando golpes en la puerta—. Nos hemos quedado encerradas.

—¡Judith! —exclamó la doctora al notar una ligera presión en la mano—. Vas a preocupar a Lucía y no es necesario. ¿Puedes alumbrarnos un poco?

—Perdona —se disculpó al tiempo que sacaba una pequeña linterna del bolsillo y enfocaba las pantallas—. Hay que ponerle la mascarilla y sedarla. El ritmo está subiendo muy deprisa.

—¿Estáis bien? —anunció una voz al otro lado de la puerta del ascensor—. Vamos a tratar de abrir la puerta.

—Tenemos una paciente con una herida en el abdomen y está sufriendo una taquicardia —anunció la doctora al ver como las puertas comenzaban a abrirse lentamente al tiempo que le colocaba la mascarilla a Lucía—. ¡Rápido!

—¿Doctora? —murmuró Lucía con los ojos entrecerrados al ver que la sacaban del ascensor y la conducían hacia el quirófano—. Después veremos las fotos de la boda.

(La historia debía ser un diálogo en un ascensor con tres chicas encerradas. También tenían que aparecer las palabras: honor, cristal y red social)

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s