116# Pequeñas acciones

Abrí la puerta del portal y aceleré el paso, tenía que hacer la comida y mientras esperaba el ascensor, Teresa, la vecina del quinto, llegó al portal con las bolsas del super. Miré nervioso el reloj, apreté de nuevo el botón, y ansioso le di la espalda. El sonido de sus llaves me hizo voltear, y algo en lo más profundo de mi ser me empujó a acércame a la puerta. —¿Necesita ayuda, Teresa?

 (Temática solidaria)

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s