156# 1995 Rugby World Cup

Cuando salté al césped del Newland’s Stadium para enfrentarme a la selección inglesa en semifinales, no podía imaginar lo que me depararía el destino pocos minutos después.

Tras escuchar el himno inglés seguí a mis compañeros hasta el centro del campo y nos colocamos en formación. Un nudo en el estómago me invadió cuando comenzó el Ka Mate, observé a los ingleses como nos miraban con temor mientras me preparaba para la inminente batalla. Finalicé la danza con un salto que hizo desaparecer ese nudo que me había hecho sentir tan vivo y me coloqué en mi posición, cerca del lateral del campo.

Tras el saque inicial corrí hasta el lugar en que caía el oval pero el silbato del árbitro evitó que consiguiera hacerme con él. Retrocedí y observé como mis hermanos ganaban la primera melé del partido, trasmitieron el balón con velocidad hasta la otra banda.

Cuando el oval volvía hacia mi lateral aceleré y me coloqué junto al portador del balón. En el mismo momento en que recibí la pelota tuve que esquivar al defensa rival, y sin tiempo para pensar, el centro inglés me alcanzó y trató de derribarme dándome un golpe en la pierna que me hizo perder el equilibro. Tras luchar por no caerme conseguí evadirlo, me enderecé y ataqué al zaguero rival. Tras pasar por encima de él me lancé a la zona de ensayo abriendo el marcador.

 (Temática África)

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s