188# Plymouth II

(Continuación “Plymouth I“)

Sam condujo despacio entre la multitud. El estrecho camino de tierra que conducía a la zona de aparcamientos discurría por uno de los laterales del circuito. Bill contemplaba, desde el asiento del copiloto, el espectáculo musical que había delante de las gradas.

—Puedes cerrar la boca si quieres… —habló Sam al ver la cara de pasmarote de Bill.

—¿Eh…? —contesto sobresaltado.

—Vaya cara de lelo…

—Bueno… un hombre como yo, no desaprovecha la oportunidad de ver como un grupo de mujeres ligeras de ropa bailan sensualmente.

—Típico —musitó ella, girando el volante a la derecha.

Sam aparcó la Chevy junto a dos deportivos y permaneció sentada en el asiento.

—¿Cuál es el plan?

—Podríamos ver alguna carrera, acabar de pasar el día aquí, dormir en la furgoneta y mañana a primera hora, continuar hacia Milwaukee.

—¿Dormir aquí? —espetó Sam haciendo una mueca.

—¿Qué otras opciones tenemos? ¿Quieres que busquemos un sitio donde dormir? Pudiendo hacerlo aquí, prefiero no gastar más dinero de lo necesario…

—Tampoco hemos hablado qué haremos una vez lleguemos a Milwaukee —dice ella abriendo la puerta y saliendo al exterior.

Bill la imitó, pensó la respuesta mientras rodeaba la furgoneta y ambos se dirigieron a la zona donde se concentraba la multitud.

—La verdad, no lo había pensado mucho… —respondió Bill al fin—. Quería marcharme de Fond du Lac, llevaba varias semanas deambulando por aquella ciudad de mala muerte y…

—¿Y luego…? —espetó Sam colocándose las gafas de sol.

—Buscar fortuna en otra ciudad.

—¿Ese es tu plan?

—Ya te lo he dicho, no había pensado nada…

—Bueno… Ahora estamos juntos en esto —comenzó diciendo ella—, así que esta noche no nos iremos a dormir hasta que tengamos claro qué hacer.

Bill asintió y continuó caminando hasta llegar a lo que parecía ser la cola para entrar al recinto.

—Miramos la próxima carrera y nos ponemos a hablar sobre ello —repitió Sam colocándose al lado de Bill.

Media hora más tarde ambos entraban por la puerta y accedían a las gradas que rodeaban el circuito. En la línea de salida había tan solo un par de motos, las otras rodaban en un pequeño circuito anexo que descubrió Sam al ir subiendo por las gradas.

—¿Cuánto queda para que comience?

—Según el programa unos diez minutos.

Sam se colocó las gafas de sol en la cabeza y comenzó a inspeccionar la zona. Bill se sacó la chaqueta y se remangó la camiseta.

—¿El agua está en la furgoneta? —preguntó Bill.

Sam asintió.

—¿Hemos dejado todo lo que hemos comprado en la Chevy?

—Sí, Bill —contestó ella mirándole con cara de pocos amigos—. ¿Qué? ¿Tienes sed? Yo ya he comido y me he hidratado mientras tú babeabas mirando a las chicas bailar…

—¿Qué pasa? ¿Cuántas veces vas a tener que decírmelo? —replicó Bill—. ¿Te molesta no ser el centro de atención o qué?

Sam chistó y se marchó de allí sin decir ni una palabra más. Caminó hasta el último piso de la grada y se apoyó en la barandilla mirando al exterior del circuito.

Desde lo alto podía contemplar como las motos que corrían por el circuito anexo se dirigían al principal por una escapatoria que los unía. El aparcamiento donde habían dejado su furgoneta también se veía desde ahí, localizó la Chevy y la observó durante unos segundos.

Le pareció ver a dos personas que iban vehículo a vehículo dejando propaganda en el parabrisas. Cuando llegaron a su furgoneta uno de ellos se acercó a la puerta del piloto y trató de abrirla. También pudo ver como su compañero hacia lo mismo en la del otro lado. Al ver sus planes frustrados, se acercaron a la parte de atrás y trataron de abrirla.

Sam al percatarse de lo que ocurría, se reincorporó y corrió hasta las escaleras de salida.

—¡Bill! —gritó para que le siguiera.

El muchacho al escuchar su nombre se volteó y al verla, corrió tras ella. Bajaron tan rápido como pudieron las escaleras. Bill consiguió preguntar el motivo de tanta prisa y pareció comprender lo que estaba pasando justo cuando llegaban a la salida.

—¿Nos están robando la Chevy? —exclamó apartando a la gente de su camino.

Sam llegó a la puerta de salida, estaba franqueada por un empleado que no la vio hasta que ya estaba fuera del recinto.

—Aquella chica va conmigo. Nos están robando el coche —expliqué al ver que el empleado se interponía en su camino.

—Si salís, no podréis volver a entrar —anunció.

—¿Cómo?

—Son las normas, lo siento…

Bill lo apartó a un lado y corrió hacia el aparcamiento. Cuando llegó se encontró con Sam gritándole a dos pipiolos que estaban delante de la furgoneta.

—¡Largaos de aquí, ladronzuelos! —la escuchó gritar a lo lejos.

—¿Qué te pasa, rubia? Solo estábamos mirándola —le dijo el que tenía el pelo engominado hacia el lado y vestía unos tejanos negros y camisa de tirantes blanca—. Es un modelo que nos encanta, y está muy bien conservada. Podrías darnos una vuelta en ella, ¿no?

Dio unos pasos hacia Sam, pero al ver a Bill aparecer por detrás retrocedió hasta ponerse a la altura de su compañero.

—¡Oh! Ya me extrañaba a mí que una chica tan guapa como tú estuviera sola… —intervino el otro chico, más alto y delgado que su compañero—. Lo siento, tío. No sabíamos que era tu novia.

Bill se acercó a Sam.

—¿Estás bien?

—Este de aquí no es mi novio —espetó Sam caminando hacia ellos—, y no necesito a nadie para defenderme, yo sola me valgo.

—Sam… —susurró Bill cogiéndola del brazo al ver sus intenciones.

—Eres muy valiente, putita —habló otra vez el más alto acercándose a ellos—. ¿No querrás buscarte problemas conmigo?

—Sam —repitió Bill haciéndola retroceder—. Tiene una navaja en la mano…

Anuncios

2 thoughts on “188# Plymouth II

  1. Muy bien…
    Ya es el tercer o cuarto relato en el que estos van paseando pero no acabo de ver la trama. Sea cómo fuere, tiene una constitución sólida, como si los relatos fueran recortes de algo grande. Algo pensado.

    Le gusta a 1 persona

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s